Pigalle

pigalle-paris

Lo idea es visitar el barrio de Pigalle por la noche, cuando el barrio está de verdad animado, y aunque no estemos atraídos por la cantidad de establecimientos que ofrecen espectáculos eróticos y similares, el espectáculo de luces al más puro estilo “Las Vegas” resulta llamativo.

Pigalle se encuentra al norte de París, muy cerca de Montmartre, así que una buena opción puede ser visitar el Sagrado Corazón de Montmartre por la tarde aún con buena luz, disfrutar del atardecer en lo alto de la colina, cenar en la Place du Tertre disfrutando de un ambiente sin igual y luego bajar dando un paseo hasta Pigalle, donde podemos tomar algo en cualquiera de sus pubs o discotecas, o por qué no, hacer como miles de turistas hacen todos los años, entrar al archifamoso Moulin Rouge y disfrutar del famoso “French Cancan” y de un espectáculo único en el mundo.

Moulin Rouge aparte, la visita al barrio de Pigalle de noche es casi obligada, siendo sin duda la zona más transitada de Paris cuando se pone el sol, más incluso que los Campos Elíseos, y si vamos en coche o taxi no debería extrañarnos quedar atrapados en mitad de un atasco rodeados por coches de parisinos en busca de diversión y de autocares repletos de turistas venidos de todos los lugares del mundo.